Verano: Golpes de Calor en nuestras Mascotas

Con la llegada del verano y de las altas temperaturas, es muy importante tener en cuenta la salud de nuestras mascotas.

¿QUÉ ES UN GOLPE DE CALOR EN MASCOTAS?

 

Nuetras mascotas, como perros y gatos, no transpiran como nosotros. Con lo cuál son más sensibles a las altas temperaturas.

Los mecanismos por los que los perros van eliminando el exceso de temperatura son fundamentalmente el jadeo, el sudor (sólo tienen glándulas sudoríparas en las almohadillas de los pies) o el intercambio de temperatura en zonas de su cuerpo en las cuales la densidad de pelo es menor, como las axilas o el vientre.

El golpe de calor se produce cuando hay una subida de temperatura corporal (hipertermia) hasta un límite en el que hay riesgo de daños fisiológicos o se ven comprometidos algunos procesos fisiológicos. Según la duración de este proceso, los daños pueden ser reversibles o irreversibles incluso llegando a producir la muerte del animal, afectando más a animales jóvenes o mayores.

¿CÓMO PODEMOS EVITAR ESTOS GOLPES DE CALOR?

CONSEJOS PARA EVITAR LOS GOLPES DE CALOR

AGUA SIEMPRE DISPONIBLE:

Esto es algo que siempre os decimos y nunca nos cansamos, pero aún mucho más en esta época. Debemos proporcionar a nuestras mascotas agua fresca y limpia y siempre a disposición.

CONTROL DEL PESO Y ALIMENTACIÓN:

Esta «obsesión» que tenemos los veterinarios por tener a nuestros pacientes en línea, se vuelve mucho más importante en esta época del año, porque la obesidad y las altas temperaturas son una combinación peligrosa.

En verano, también notamos que nuestras mascotas a menudo están más desganadas que en invierno, y esto sucede porque al tener menos actividad, su organismo, les pide menos de comer. Por esta razón, si vemos que nuestra mascota come menos en verano, no debemos forzarla.

Otra solución para los perros que no beben mucha agua o que son muy tragones, es darle algunos trocitos de frutas poco dulces y con mucho contenido en agua, por ejemplo la sandía, porque les refrescarán y les aportarán pocos azúcares y pocas calorías (teniendo siempre en cuenta que no debemos abusar).

REDUCIR LAS SALIDAS EN HORAS DE MUCHO CALOR:

Es importante, sobre todo en aquellos perros chatos (braquicefálicos) o en perros de pelaje muy oscuro, no sacarlos a horas de calor excesivo para evitar que su temperatura corporal aumente demasiado. Si es necesario sacarlos, debemos tener siempre como precaución que sean paseos lo más cortos posible, llevar agua para poder refrescarlos y buscar lugares con sobra donde se puedan refugiar.

NADAR:

¿A vuestro perro o a vuestro gato les gusta nadar? Es más difícil ver a un gato nadador, pero los hay. En cambio si que podemos ver a menudo que a nuestros perros les encanta el agua, sobre todo en verano y podemos ayudarles a pasar el verano llevándolos a lugares donde puedan hacer un poco de ejercicio bajo el agua.

Si no disponéis de alguna piscina o río o pantano cerca, también será suficiente con ponerles agua con una manguera o con un cubo. porque eso también les refrescará bastante.

perro-nadando

perro-nadando

” data-medium-file=”https://i2.wp.com/www.centroveterinarioalbayda.com/wp-content/uploads/2015/07/perro-nadando.jpg?fit=300%2C200″ data-large-file=”https://i2.wp.com/www.centroveterinarioalbayda.com/wp-content/uploads/2015/07/perro-nadando.jpg?fit=300%2C200″ data-recalc-dims=”1″ data-lazy-loaded=”true”>

Esperamos que este pequeño artículo os sirva de ayuda para recordar estos pequeños consejos de cara a las altas temperaturas del verano.

Para cualquier información no dudéis en poneros en contacto con los profesionales de Centro Veterinario Albayda que os ayudarán en lo que necesitéis.

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44

A %d blogueros les gusta esto: