uñas-silicona

Uñas de Silicona para Gatos:

 

uñas-silicona

 

Esta semana hemos tenido en la clínica una pareja de mininos que andaban haciendo de las suyas en un sofá nuevo.

 

¿Qué podrías hacer para que tu gato no la tome con el sofá?

 

“Ramona y Lol, los Amos del Sofá”

Os contamos este nuevo caso. “Ramona y Lol” son dos gatos que viven en un piso y están acostumbrados a ser los “amos” del sofá, pero… llega un momento en que hay que hacer cambios en casa y Carmen, su dueña, decide renovar el sofá. Como estos dos gatitos están acostumbrados a dormir encima del cómodo mueble y estirarse y desperezarse nada más abrir los ojos, han decidido estrenar el nuevo sofá continuando con sus rutinas.

 

“¿Existe alguna solución?”

La semana pasada, Carmen acudió a nosotros, un poco desesperada para ver si encontrábamos una solución entre todos.

La mejor solución hubiera sido el poder acostumbrar a los gatos a un rascador y a enseñarles a que no pasa nada cuando les cortamos las uñas en casa, pero… Ramona y Lol, no están por la labor. Estos son dos gatos a los que NUNCA se les han cortado las uñas y por tanto NO están acostumbrados a la manipulación de las garras.

 

“Fundas de Silicona para gatos..”

Dándole vueltas a la cabeza, y recordando que habíamos visto esto en algún lugar, pensamos en la posibilidad, con todos los inconvenientes que pueden tener, de poner estas fundas de silicona a los gatos mientras les aplicamos una serie de pautas en casa para cambiar sus hábitos.

 

“El Proceso”

Esta es la secuencia del proceso:

 

proceso-uñas-silicona-01proceso-uñas-silicona-02

 

“Lo Positivo, lo negativo… y educarlos también es importante”

Como os comentábamos antes, hemos propuesto a Carmen  una serie de acciones para que pueda enriquecer el ambiente de sus mininos y que dejen de estropear el nuevo sofá en casa. Es muy importante que se realicen de manera paralela ambas acciones ya que el poner estas fundas de silicona a los gatos es una solución temporal porque se caerán a medida que vayan creciendo las uñas nuevas.

Si como propietarios os decidís a poner estas uñas de silicona a vuestros gatos, es necesario que tengáis claros los puntos negativos y los puntos positivos de esta acción. Como puntos positivos están en primer lugar, que vamos a dejar de sufrir por el mobiliario ya que dejarán de arañarlo y en segundo lugar, es que por lo general cuando se les van cayendo no suelen ser tóxicas para los gatos. Como contrapartida y aspectos negativos puede ser la incomodidad permanente que puede sufrir el gato hasta que se acostumbra a llevarlas (si es que lo hace) y la desprotección que le provoca, ya que no tiene sus garras. Esto parece indicar que no deberían ser colocadas en animales que tienen acceso al exterior.

 

“Medidas de Apoyo”

Entre las medidas que hemos propuesto a Carmen están:

  • Utilizar feromonas felinas (Feliway) en casa en forma de difusor que mantendrá un nivel constante de las mismas.

  • Utilizar rascadores verticales fijos, a ser posible, lo más cercanos a el nuevo lugar donde queremos que duerman los gatos.

  • Poner “camas” nuevas a ser posible en lugar elevado.

  • utilizar atrayentes para los rascadores y poderlos rociar de manera periódica.

  • Podremos rociar el nuevo sofá con un repelente de olores que pueda disuadir a los gatos de acercarse.

  • limpiar muy bien con detergentes enzimáticos.

 

“Pedir información a tu veterinario y educar es esencial”

Esta es una medida desesperada para una situación que verdaderamente está generando un problema en casa, por esto es muy importante que dediquéis un ratito cuando vuestros gatitos son pequeños, para acudir al veterinario. Este os podrá informar de cuales son las maneras de hacer un buen ambiente para vuestros mininos y que no tengáis este tipo de problemas cuando son adultos.

Para cualquier duda que tengáis, no dudes en preguntarnos.

 

 

 

 

 

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44

A %d blogueros les gusta esto: