Los Cuidados del Hámster:

1.-LA LLEGADA A CASA DE UN NUEVO HÁMSTER:

Cualquier época del año es ideal para la incorporación de un nuevo hámster a la familia. Esto es algo maravilloso, muy emocionante y gratificante, sobre todo si tenemos niños cerca, que serán los que más disfruten con el nuevo amigo.

Es muy importante tener en cuenta que usted tiene la responsabilidad de criar un animal sano, algo que supone tiempo, paciencia y mucha dedicación. Debe convencerse y comprometerse a pasar los próximos 3-5 años, más o menos, con este nuevo amigo.

Durante los días previos a la llegada a casa de su nuevo amigo, tendrá que asegurarse de que todo esté listo para tal acontecimiento. Igual que prepararía una habitación para un nuevo bebe, debe preparar la casa para su nuevo hámster. Esto incluirá:

– Una jaula, a ser posible de aquellas indicadas para pequeños roedores, de plexiglás o con malla (no son convenientes las de barrotes puesto que se pueden escapar o quedar atrapada alguna de las patas). Esta debe ir acompañada de una cubeta de plástico duro con una profundidad suficiente para alojar el lecho.

– En la jaula, deberemos colocar un comedero que pese y a ser posible, fijo, para evitar que nuestro pequeño amigo lo tire o lo muerda. Es necesario también la colocación de un bebedero de roedor, a ser posible con tubo metálico y que permita que el agua siempre esté limpia.

– La jaula debe contar con una importante base de sustrato, ya que en el medio ambiente excavan madrigueras. También es conveniente ponerles tubos que se puedan asemejar a las galerías.

– Es importante tener en la jaula un bloque de calcio y/o maderas no tratadas para que el hámster pueda roer y desgastar sus dientes.

2.- ALIMENTACIÓN:

Los hámsters son animales omnívoros, con una dieta muy variada la cual hay que controlar para que sea también equilibrada.

  • Las preparaciones comerciales (alimento seco) a base de semillas, grano y frutos secos. Puede ser la base de su dieta, pero debe ser imprescindiblemente complementada para un buen mantenimiento nutricional. Una o ½ cucharada al día según el tamaño del hámster es suficiente.
  • Heno: un pequeño aporte diario, aportará fibra muy beneficiosa para el correcto funcionamiento intestinal.
  • Verduras y hierba fresca: a diario. Aceptan prácticamente toda la verdura siempre que se varíe: zanahoria, apio, brócoli, pepino, coliflor, canónigo, escarola, endibia, tomate, patata cocida, perejil, berro, plantas silvestres (bayas, diente de león, trébol,…), rúcula, hoja de morera, lechuga, etc…
  • No se recomienda:- Cebolla- Patata cruda- Cebollino- Ajo- Etc…
  • Frutas: a diario. Manzana, pera, fresa, uva, plátano, melocotón, frambuesa, mora, melón, albaricoque, cereza,…
  • Aporte proteico: 2-3 veces a la semana. Queso fresco, trocitos de carne, yogurt, gusanos de la harina,…
  • Agua: fresca y siempre disponible.
  • Suplementos vitamínicos de calidad. Son recomendables en muchos casos.

3. CUIDADOS MÉDICOS:

Establecer una buena relación con su clínica veterinaria local es importante cuando se tiene un hámster. La clínica debe ser el primer lugar al que acudir para cualquier asunto relacionado con el cuidado de su animal, tanto en la salud como en la enfermedad.

Cuando acudimos al veterinario por primera vez es muy importante conocer el horario de consulta, si es necesario pedir cita para ser atendido, qué hacer en caso de emergencia y cuáles son los cuidados médicos rutinarios que usted tendría que conocer para su animal.

Un buen programa de cuidados médicos incluirá:

– Control de parásitos tanto externos como internos.

Asesoramiento sobre la nutrición de la mascota.

– Revisiones del crecimiento.

– Castración / esterilización.

  • Revisiones del crecimiento y otros cuidados:

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta en el cuidado de nuestro nuevo amigo es controlar su crecimiento para estar seguros de que se está realizando sin ningún tipo de problema y con una buena salud.

Como particularidades en estos animalitos, debemos indicar que son muy sensibles a los golpes de calor, por lo que sobre todo en verano, debemos alojarlos en una zona de la casa poco o nada calurosa.

Hay que tener en cuenta el rápido crecimiento de los incisivos de estos animales, por lo que en la jaula deberemos colocar piezas de madera no tratada o juguetes indicados para que puedan morderlos/ roerlos y así ir limándose los dientes poco a poco.

Esperamos que con estas recomendaciones, el cuidado de su mascota sea algo más sencillo. En cualquier caso, siempre que tenga una duda o una pregunta que hacer, estaremos encantados de respondérsela.

CategoryMascotas

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44