clinica veterinaria

Rabia en Perros y Gatos:

¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

La rabia es una enfermedad de Declaración Obligatoria que afecta a perros, gatos, équidos, murciélagos,… (afecta tanto a mamíferos domésticos como salvajes). Es también una enfermedad considerada zoonosis, puesto que también puede afectar al hombre.

Esta enfermedad está causada por un virus , que se encuentra en la saliva de los animales afectados y a veces puede estar también en las heces y orina de los mismos. La saliva portadora del virus al ser inyectada (por medio de mordedura) en los tejidos de un individuo sano, pasa al sistema nervioso central a través de los nervios.

NOTA: La saliva puede ser infecciosa para este nuevo individuo, antes de que se manifiesten los síntomas de dicha enfermedad y por tanto es más difícil controlar su propagación y todas las personas lamidas por estos individuos son susceptibles de contagiarse de la misma.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS QUE PODEMOS OBSERVAR EN NUESTRO CACHORRO?

Los síntomas de esta enfermedad pueden aparecer a partir de los 9 días post-contagio o incluso aparecer muchos meses después del mismo , en función de la localización y cantidad de virus introducido en el nuevo organismo.

Fundamentalmente es un virus que afecta a sistema nervioso, y por tanto, los síntomas van a alterar el comportamiento del animal.

– Síntomas en perros:

  • Las primeras fases van a pasar con animales decaídos, que pasan a estar muy irascibles y que tienen cambios bruscos de comportamiento.
  • Después aparece una fase de excitación en la que se acentúan los síntomas. Las reacciones del animal se vuelven impredecibles. Pueden aparecer también síntomas digestivos, cutáneos leves,…
  • Por último se desencadena una fase de parálisis (mandibular, de patas traseras,…), andan con poca estabilidad, no controlan la salivación, se afectan los músculos de la garganta y laringe,… Esta es la fase en la que termina la vida del animal, por producirse en último instante la parálisis de todos los músculos del organismo, provocando fallos orgánicos que no se pueden revertir.

– Síntomas en gato:

  • Se sucede una fase de excitación más evidente que en el caso del perro, ya que sin previo aviso, atacan a sus dueños, a otros animales con los que conviven habitualmente intentando morder o arañar.
  • No existen unas fases tan diferenciadas como en el caso del perro, puesto que en los gatos, esta enfermedad se desarrolla de una manera más rápida.
  • Pronto comienza una fase de parálisis en la que los gatos no pueden andar y comienzan a sufrir una parálisis total.

¿CÓMO DIAGNOSTICAMOS Y TRATAMOS ESTA ENFERMEDAD?

El método de referencia para el diagnóstico de rabia es mediante la realización de PCR o cultivo viral en muestras de cerebro tomadas después de la muerte.

El diagnóstico también puede hacerse de muestras de piel tomadas antes de muerte, aunque debido a la rapidez de la enfermedad y a que el diagnóstico clínico de la rabia no es seguro, se suele diagnosticar de manera 100% efectiva una vez que el animal ha fallecido. También es posible hacer el diagnóstico de muestras de líquido cefalorraquídeo, orina y saliva, pero este no es un método tan sensible.

Una vez se manifiestan los síntomas, no existe tratamiento posible, y es necesario y obligatorio el sacrificio del animal para evitar los contagios.

En perros y gatos que han podido ser mordidos por un animal rabioso, se administran vacunas de refuerzo y se aíslan durante 90 días en caso de que estén vacunados. En el caso de que no estén vacunados, será obligatorio su sacrificio.

¿CÓMO PREVENIMOS ESTA ENFERMEDAD?

La única manera posible para prevenir esta enfermedad es la vacunación de los animales. En Andalucía, el obligatoria la vacunación antirrábica para perros, gatos y hurones, junto con su identificación por medio de microchip.

En los cachorros para los que sea su primer año de vacunación, la legislación establece la obligatoriedad de vacunar dos veces, separadas por un periodo de 30 días.

  • http://www.juntadeandalucia.es/boja/2010/81/18
  • BOJA nº 81 de 28/04/2010. Orden de 19 de abril de 2010,  por la que se establecen los tratamientos obligatorios de los animales de compañía, los datos para su identificación en la venta y los métodos de sacrificio de los mismos en la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Esperamos que estos consejos os sirvan para conocer un poco más esta enfermedad y saber qué hacer en caso de que os encontréis con cachorros con esta sintomatología. Para cualquier duda, os atenderemos encantados en Clínica Veterinaria Albayda.

CategoryEnfermedades

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44