¿Podemos saber si nuestro gato es macho o hembra por sus colores?

En la especie felina podemos observar un caso muy curioso:  el de las gatas tricolor.  En ellas  aparecen bloques completos de pelo combinando los colores blanco, negro y naranja (con todas sus variantes de color).

En la gran mayoría de los casos, cuando nos encontremos ante un gato tricolor, podremos afirmar ante nuestros conocidos que se trata de una hembra.

Esta curiosidad se debe a los caprichos de la genética, por la cual el color del pelo está ligado al género. Es decir, de si tenemos un gato o una gata, el color de su pelo variará. El color negó y el naranja están ligados al cromosoma X y sólo puede manifestarse uno de los dos, de tal modo que sólo pueden aparecer a la vez naranja y negro si tenemos dos cromosomas X, y esto sólo ocurre en el caso de las hembras.

Hay ocasiones en las que está peculiaridad se puede dar en los machos, pero es muy muy poco probable porque nos tendríamos que encontrar ante casos de trisomías (XXY), mutaciones del color o gatos quimeras. (En otra ocasión hablaremos de estos temas).

CategoryCuriosidades

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44