clinica veterinaria granada

Panleucopenia Felina:

¿EN QUÉ CONSISTE LA ENFERMEDAD?

La panleucopenia felina es una enfermedad vírica que afecta a gatos y hurones (como animales domésticos). Su agente causal es un parvovirus (muy similar al que afecta a la especie canina.

Es una enfermedad de rápida propagación que afecta sobre todo a los gatos. Suele afectar a todas las edades, pero principalmente afecta a gatos jóvenes sin vacunar, provocando la muerte en poco tiempo. Si los gatos sobreviven, estos quedarán inmunizados para toda su vida.

Es muy importante aislar a los animales infectados de otros animales y aplicarles medidas higiénicas estrictas, pues se trata de un virus que puede habitar fuera de su hospedador hasta un año, ya que es muy resistente al calor y a los desinfectantes comunes (debemos utilizar lejía).

El virus de la panleucopenia felina se transmite más comúnmente por contacto directo de gatos sensibles con animales infectados o sus secreciones contaminadas. Los gatos eliminan virus en la orina y las heces hasta 6 semanas después de recuperarse. También existe la transmisión transplacentaria de madres gestantes a gatitos.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS QUE PODEMOS OBSERVAR EN NUESTRO GATO?

Los síntomas son muy generales: fiebre, vómitos, diarrea que frecuentemente es sanguinolenta. Aparece pérdida de apetito y peso.

La tasa de mortalidad para esta enfermedad suele ser del 90%. En la mayoría de los casos en que se recuperan los animales, se han observado ulceraciones en la lengua.

En las gatas en gestación, pueden provocar abortos o daños al sistema nervioso central de los gatitos, que presentan importantes problemas de equilibrio u oculares al nacer. Los órganos a los que afecta esta enfermedad son: el sistema digestivo, la médula ósea, el sistema inmunológico, los ojos y el cerebro.

¿CÓMO DIAGNOSTICAMOS Y TRATAMOS ESTA ENFERMEDAD?

Cuando acudimos con nuestro gato a la consulta, el veterinario, realiza un diagnóstico en primer lugar, atendiendo a la sintomatología que este presenta (vómitos y/o diarrea hemorrágica, y la posible historia de exposición al virus).

Hay veces que podemos diagnosticarla por el recuento de glóbulos blancos en un frotis sanguíneo o por análisis de heces con test rápidos que nos permiten detectar directamente el virus.

En la mayoría de los casos, se requieren pruebas de sangre específicas, así como analíticas para comprobar el estado del animal.

Cuando confirmamos el diagnóstico, el tratamiento consiste en administrar antibióticos para controlar las posibles infecciones secundarias, así como fluidoterapia en casos graves de deshidratación e incluso llegando a necesitar los animales afectados, transfusiones sanguíneas.

También se suele administrar tratamiento sintomático para controlar los síntomas clínicos de la enfermedad (vómitos, diarreas, conjuntivitis,…).

¿CÓMO PREVENIMOS ESTA ENFERMEDAD?

Como un gran consejo, siempre decimos que el control de la panleucopenia, se basa en la prevención, mediante la vacunación efectiva, el aislamiento de los gatos enfermos y la limpieza y desinfección de las áreas habilitadas por gatos.

La vacunación se suele realizar a partir de las 8 semanas de edad en los gatitos, y la continuación de esa pauta vacunal dependerá de cada veterinario.

Esperamos que estos consejos os sirvan para conocer un poco más esta enfermedad y saber qué hacer en caso de que os encontréis con cachorros con esta sintomatología. Para cualquier duda, os atenderemos encantados en Clínica Veterinaria Albayda.

CategoryEnfermedades

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44