Los Cuidados del Gatito:

1.-LA LLEGADA A CASA DE UN NUEVO GATITO:

Cualquier época del año es ideal para la incorporación de un nuevo cachorro a la familia. Esto es algo maravilloso, muy emocionante y gratificante, sobre todo si tenemos niños cerca, que serán los que más disfruten con el nuevo amigo.

Es muy importante tener en cuenta que usted tiene la responsabilidad de criar un gatito sano, algo que supone tiempo, paciencia y mucha dedicación. Debe convencerse y comprometerse a pasar los próximos diez años, más o menos, con este nuevo amigo.

Durante los días previos a la llegada a casa de su nuevo cachorro, tendrá que asegurarse de que todo esté listo para tal acontecimiento. Igual que prepararía una habitación para un nuevo bebe, debe preparar la casa para su nuevo amigo. Esto incluirá:

– Una cama cómoda, donde el cachorro no solo descansara, sino que será un lugar de retirada para cuando la vida familiar le resulte demasiado agitada. Debemos dejar que explore su entorno y tener en cuenta que en la mayoría de las ocasiones son ellos mismos donde deciden el lugar ideal para su descanso, y en muchos casos no será un sitio fijo.

– Su zona de comer: tenga un par de comederos de buena calidad y fáciles de limpiar. Utilice uno para comida y otro para agua. Asegúrese que no puedan volcarse con facilidad. También es importante situarlos lo más alejados posible del arenero.

– Un lugar para hacer sus necesidades. Busque un lugar en la casa en el que poner una bandeja con arena para que el gatito pueda acudir a ella cuando sienta la necesidad.

– Una zona de juego y juguetes.

2. BUEN CHICO:

La llegada a casa es una época complicada que va a condicionar muchas de las actitudes de nuestra mascota en su vida adulta. Aunque existe la idea de que los gatos no se pueden educar, no es así, y además aprenden rápido, así que deberás ayudarle a adaptarse a la casa estableciendo una rutina desde el principio.

Por tu propio interés, su primera lección debería ser sobre la bandeja de arena. Su madre le habrá enseñado a ir al baño, aunque quizá no reconozca su nueva bandeja. Llévalo a la bandeja a primera hora por la mañana, después de las comidas y a última hora por la noche para que se acostumbre pronto a ella. Durante este entrenamiento, ocurrirá probablemente algún accidente, pero no le reprendas: terminará por aprender tarde o temprano.

Si tienes otros animales domésticos, intenta mantenerlos separados durante las primeras horas. Después, haz las presentaciones de forma gradual, dejándole espacio para acercarse o retirarse si lo desea. No olvides prestar mucha atención a tus animales de siempre para evitar que se pongan celosos. Un truco que funciona es darles de comer los primeros.

Si ya tienes un gato en casa, hay un truco sencillo que hará que su primer encuentro con el nuevo gatito sea lo más llevadero posible. Frota al gatito con una de tus prendas de ropa que tenga tu olor. De esta manera, llevará algo familiar en torno a él y será aceptado más fácilmente.

3. CUIDADOS MEDICOS:

Establecer una buena relación con su clínica veterinaria local es importante cuando se tiene un cachorro. La clínica debe ser el primer lugar al que acudir para cualquier asunto relacionado con el cuidado de su animal, tanto en la salud como en la enfermedad.

Cuando acudimos al veterinario por primera vez es muy importante conocer el horario de consulta, si es necesario pedir cita para ser atendido, qué hacer en caso de emergencia y cuáles son los cuidados médicos rutinarios que usted tendría que conocer para su animal.

Un buen programa de cuidados médicos incluirá:

– Vacunas necesarias para el cachorro y para cuando este sea adulto

– Control de parásitos tanto externos como internos.

– La identificación del animal por medio de microchip.

– Asesoramiento sobre la nutrición de la mascota.

– Revisiones del crecimiento.

– Castración / esterilización.

  • Calendario vacunal:

En la siguiente tabla, le mostramos el calendario vacunal previsto para su nuevo cachorro:

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 13.11.53

*Este es el calendario vacunal propuesto por el laboratorio de referencia (Merial) para gatitos de menos de 16 semanas de vida.

IMPORTANTE: La legislación regula la obligatoriedad de la identificación por medio de microchip para perros, gatos y hurones a partir de 3 meses de edad. Será requisito indispensable la identificación con microchip para poder administrar la vacuna de la rabia.

La leucemia felina es una enfermedad vírica frecuente en gatos. No tiene ninguna relación con la leucemia humana ni es posible la transmisión entre ellos y nosotros. Muchos gatos son portadores del virus de la leucemia aunque aparentemente sean gatitos sanos. El problema llega cuando un día contraen alguna enfermedad, y puesto que son animales con un nivel de defensas más bajo, todos los procesos son más graves. Además estos gatos portadores pueden transmitir la enfermedad al resto de gatos con los que entren en contacto. Por este motivo, recomendamos antes de empezar a vacunar, y sobre todo si son gatos adultos, realizar una analítica para descartar la presencia de este virus en su organismo. Es muy importante conocer esta información por su propia salud.

  • Control de parásitos:

Existen dos grandes grupos de parásitos que pueden “alojarse” en nuestras mascotas como son los parásitos internos (vermes y tenias) y/o los parásitos externos (pulgas, garrapatas, insectos y ácaros). Estos pueden ser causantes y/o trasmisores de enfermedades tanto para las mascotas como para los dueños y es por esta causa por la que se debe respetar una buena pauta de desparasitación del cachorro desde que este está con nosotros en casa.

La primera actuación que lleva a cabo el veterinario con el cachorro, en condiciones normales y siempre que no se presenten patologías previas, es la desparasitación, que se realiza a los 45 días de vida. Hay numerosas presentaciones farmacológicas para realizar esta primera desparasitación, siendo las más comunes la suspensión oral o los comprimidos.

Debemos desparasitar a nuestras mascotas cada 3 meses, por lo que la pauta de desparasitación interna para su cachorro es:

Captura de pantalla 2015-09-14 a las 13.19.51

  • ¿Qué debe comer mi cachorro?:

La comida para los cachorros debe de ser de alta calidad porque en los primeros meses de vida experimentan un crecimiento muy acelerado, tanto en altura como peso. Así no es de extrañar que el cachorro en pleno crecimiento consuma más comida que el mismo gato cuando sea adulto.

Los cachorros sean dela raza que sean, suelen necesitar de 4 a 5 comidas al día hasta que alcanzan los 4 meses de edad, luego hasta los 6 meses de edad podremos bajar a 3 veces al día y a partir de este momento, hay que dar por lo menos 2 veces al día. A partir del primer año de vida, podemos mantener la pauta de 2 veces al día o incluso solamente una vez.

Por regla general, a los 4 meses, la mayoría de los gatos alcanzan la mitad de su peso de adulto. Ese crecimiento acelerado se mantiene hasta los 6 o 9 meses. Al año se puede decir que el gato ha alcanzado su estatura y peso de adulto.

Los cachorros necesitan dietas equilibradas, de gran concentración energética y que contengan nutrientes variados. Hoy en día, se han desarrollado comidas especiales para cachorros, altamente digestivas, equilibradas y completas. También podemos encontrar marcas de alimentos que incluyen en su comida ingredientes que protegen y estimulan las defensas naturales. Incluyen fibras naturales, inmunoglobulinas que refuerzan la estructura de las mucosas y aumentan la protección frente a las infecciones. En su fórmula especial para cachorros entran los antioxidantes naturales que al mejorar la membrana celular son muy eficaces contra los gérmenes.

Es importante a tener en cuenta que si miras el aspecto económico, te darás cuenta que lo que te pueda parecer caro es en realidad más barato. En efecto si compras comida para cachorros de alta calidad y, por lo tanto, de fácil digestión y asimilación de nutrientes, tu perro consumirá menos cantidad de comida que si tiene que alimentarse con otro alimento de peor calidad, menos digestible y de peor asimilación de los nutrientes. Lo que al final repercute en un lento crecimiento, menor desarrollo, menor resistencia a infecciones….

De cualquier manera, siempre puedes contar con la ayuda del tu veterinario para resolver cualquier tipo de duda acerca de la nutrición de tu cachorrito.

  • Revisiones del crecimiento y otros cuidados:

Otro de los aspectos importantes a tener en cuenta en el cuidado de nuestro nuevo amigo es controlar su crecimiento para estar seguros de que se está realizando sin ningún tipo de problema y con una buena salud.

En cuanto a los baños, podemos decir que los podemos dar sin ningún tipo de problema. Sólo debemos preocuparnos de utilizar champús adecuados para evitar los problemas  dermatológicos que puedan aparecer. Hay que tener especial cuidado en secarlos bien, sobre todo las zonas de la cara y oídos, para evitar problemas futuros de otitis.

Dependiendo del tipo de pelo que tenga nuestra mascota, debemos prestar una especial atención al cepillado, que dependiendo de la raza , será más o menos necesario e importante.

Uno de los problemas más habituales de los gatos es la acumulación de bolas de pelo en el intestino, que pueden provocarles malestar y obstrucciones graves. Para prevenirlo podemos proporcionarle a nuestro felino, además de un cepillado frecuente, algunos productos que le ayudarán a expulsar las bolas de pelo y purgarse, como la malta y la hierba para gatos.

En el mercado podemos encontrar preparados de maltas especiales para gatos. Este preparado viene envasado en un tubo y se trata de una pasta de color marrón y textura pegajosa que se adhiere al pelo acumulado en el intestino, favoreciendo su tránsito y previniendo su acumulación. Algunos gatos toman la malta con gusto como si fuera una golosina, pero otros la rechazan. En este caso, sólo tendremos que poner una pequeña cantidad de malta en la pata delantera del gato y él se encargará de lamerla para limpiarse.

A los gatos de pelo corto es recomendable darles malta al menos una vez por semana, aumentando la dosis en el caso de los gatos de pelo largo. Es aconsejable adoptar la costumbre de cepillar al gato cada día y darle un pequeña dosis de este preparado después del cepillado, así evitaremos la formación de tricobezoares. La malta se puede proporcionar en combinación con la hierba para gatos, aunque no es necesario que tome ambas.

El último consejo que damos es dedicado a la higiene diaria de su mascota, que deberá ir encaminada al aseo de ojos y oídos. Podemos utilizar suero fisiológico para la limpieza de los ojos y limpiadores auriculares para la higiene de los oídos, pero NUNCA debemos introducir bastoncillos y objetos dentro del canal del oído. Con productos específicos y unos cuidados básicos adecuados, podremos evitar la aparición de problemas posteriores.

Esperamos que con estas recomendaciones, el cuidado de su mascota sea algo más sencillo. En cualquier caso, siempre que tenga una duda o una pregunta sobre qué hacer, estaremos encantados de respondérsela.

CategoryMascotas

   T. 958 15 28 81 · 608 48 21 44